Recetas & Tips

Portada / Recetas & Tips / Artícluos

Etiquetas Limpias, Menos y Mejores Ingredientes.

Escrito el 7 de noviembre del 2019

En momentos en que los consumidores están cada vez más conscientes de lo que comen y buscando alimentos más saludables y amigables con el medio ambiente, ha surgido la tendencia de las «Etiquetas Limpias» (o Clean Label como se conoce en países de habla inglesa), una corriente que impulsa la producción de alimentos con menor cantidad de ingredientes y más naturales.

“Es una tendencia que se instaló en Europa hace algunos años y que en nuestro país han adoptado algunos grupos. Hace referencia a que las etiquetas de los alimentos presenten información sencilla y fácil de comprender, así como a no contener ingredientes artificiales”, explica María José Jara, nutricionista y académica de la escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Mayor.

Esta tendencia representa un gran desafío para la industria alimentaria, pues conlleva el reemplazo de ingredientes artificiales de bajo costo por ingredientes naturales, eliminando el uso de químicos o elementos considerados nocivos para la salud en sus productos. “Es un desafío poder dar respuesta a estas corrientes y transparentar de manera clara cada uno de los ingredientes y aditivos que contienen los productos, así como también educar a la población acerca de tomar decisiones conscientes al momento de seleccionar su alimentación”, sostiene Evelyn Sánchez, nutricionista y académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Las Américas.

 

La tendencia en Chile

 

El estudio Jumbo GfK Chile Come Sano versión 3, publicado a inicios de 2019, arrojó que el 50% de los encuestados indicó que ha incorporado en su rutina alimentos más naturales, sin químicos, bajos en sodio y azúcar. Además, se observa un fuerte interés por dejar de consumir alimentos procesados, ya que el 77% dijo haber eliminado las bebidas azucaradas, o un 75% la comida rápida.

“Considerando la situación epidemiológica mundial, el surgimiento de corrientes que promuevan una ingesta alimentaria más saludable y consciente es altamente favorable. Volver a lo natural, alimentándonos de productos mínimamente procesados, claramente tiene un impacto beneficioso para la salud puesto que, desde la industrialización de la alimentación, se ha evidenciado un marcado aumento en la prevalencia de malnutrición por exceso y enfermedades crónicas no transmisibles”, indica Evelyn Sánchez.

Las especialistas explican que a ello ha contribuido, en parte, la nueva Ley de Etiquetado que estableció sellos de advertencias a los alimentos altos en sodios, azúcar, grasas saturadas y calorías, ya que ha generado más conciencia en los consumidores acerca de los productos están escogiendo.

“Sin duda que ha despertado el interés de los consumidores por el contenido de lo que ingieren, pese a que no se enfoca en que las personas lean la información nutricional y los ingredientes del alimento”, asevera María José Jara.

Por eso, las especialistas consideran urgente poner el acento en la importancia de saber leer bien las etiquetas nutricionales para que se masifique.

“Un bajo porcentaje de la población sabe que, en el desglose de ingredientes de la etiqueta, estos van escritos de mayor a menor proporción en el alimento, existiendo, además, ingredientes y aditivos que poseen nombres poco amigables y entendibles.”, argumenta la académica de la Universidad de Las Américas.

Incluso, añade que hoy se “satanizan” muchos alimentos mientras que a otros se les cataloga como “súper alimentos” sin existir un organismo que regule el tema, confundiendo a los consumidores. “Debiera existir información y educación que emane de una institución confiable y que realmente ayude a las personas a elegir de la mejor manera los alimentos”, plantea.

 

El caso de las Azúcares

 

La Ley de Etiquetados ha llevado a los productores de la industria alimentaria a utilizar otros tipos de ingredientes para endulzar sus preparaciones con el fin de evitar el Sello Negro Alto en Azúcares, algunos de origen natural como la pasta de dátiles y pasas o la stevia, y otros de composición química como la sucralosa, el aspartame y polialcoholes (sorbitol y maltitol).

Un ingrediente que es interesante de analizar es la Miel de Abejas. Si bien es un producto de origen natural que aporta varios beneficios nutricionales, la Ley de Etiquetado la ha clasificado como un azúcar añadida que debe ser indicada son el Sello Alto en Azúcares en los envases de los alimentos que la contienen, produciendo que algunos consumidores la descarten de su dieta.
Este tipo de productos requiere de una mayor educación de los consumidores, para ser capaces de discriminar entre que tipos de endulcorantes prefieren consumir y cuáles son mejores para su salud.

Últimos
Artículos

Etiquetas Limpias, Menos y Mejores Ingredientes.

¿Cómo cocinar los Huesillos Descarozados?